Dice un proverbio chino que "Si haces planes para un año, siembra arroz.Si los haces por dos lustros, planta árboles.Si los haces para toda la vida, educa una persona", así que, como a mí me gustan las cosas con tiempo, empecemos a aportar nuestros granitos de arena

dilluns, 4 de març de 2013

El Quijote de 1605 y el de 1615

Son numerosas las diferencias que podemos encontrar entre el Quijote publicado en 1605, y la segunda parte de 1615.

En primer lugar es significativo el cambio de título con el que se presentan ambas: mientras que en la primera parte conocemos al Ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha, en la segunda aparecerá como el Ingenioso caballero don Quijote de la Mancha, y es que como ya hemos comentado en alguna ocasión, en la segunda parte la primera es tratada como una novela, de modo que los personajes conocen de la existencia de don Quijote a través de las andanzas literarias que de él se cuentan.

Debido a esta "literaturización" de las aventuras en la segunda parte, encontramos otra de las diferencias: si en la primera parte es don Quijote quien vaga en busca de aventuras, en la segunda serán las aventuras quien le busquen a él. Los demás personajes conocedores de la locura de don Quijote le engañarán y le guiarán hacia situaciones y aventuras cómicas.

Las aventuras de la primera parte son más "alocadas", más fantasiosas; en la segunda, la acción toma un tono más pesimista, más profundo: don Quijote irá poco a poco acercándose más a la realidad y la acción será más reposada, gracias en gran medida a un mayor uso del diálogo.

Aunque las novelas e historias intercaladas están presentes en ambas partes, en la segunda se imbrican mejor en la trama principal. Cervantes ya no deja de lado a don Quijote y Sancho para intercalar una historia sino que la entrelaza mejor en la narración principal.

Como hemos mencionado anteriormente, una de las diferencias más notabla es la proporción en el uso del diálogo. En la segunda parte la acción resulta casi dramatizada; con esto Cervantes consigue que conozcamos a los personajes por su propia voz sin la intervención del narrador.

También en la segunda parte parece superada la intención ideal de sátira y parodia de las novelas de caballerías para profundizar en otros temas.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada