Dice un proverbio chino que "Si haces planes para un año, siembra arroz.Si los haces por dos lustros, planta árboles.Si los haces para toda la vida, educa una persona", así que, como a mí me gustan las cosas con tiempo, empecemos a aportar nuestros granitos de arena

dilluns, 24 d’octubre de 2016

Analizando textos medievales

Aquí tenéis un ejemplo de cómo se debería analizar las características de un texto. Recordad que no se trata de poner teoría sin más, sino de encontrar y justificar en el texto las características que hemos visto de cada obra y movimiento. ¿Probamos con el fragmento del CID?

En este fragmento observamos cómo el Cid y sus guerreros buscan cobijo pero nadie les abre la puerta. Será una niña la que informe al Cid de que el rey ha mandado orden de que nadie les hospeda o les quitarán sus posesiones y por eso tienen miedo.
Este argumento sitúa dicho fragmento al inicio de la obra, en el Cantar del Destierro, cuando, debido a la envidia que suscita su relación con el rey ante sus enemigos, estos urden un plan para que el rey lo destierre. Sería el primero de los tres cantares de los que se compone la obra: el Cantar del destierro, el Cantar de bodas y el Cantar de la afrenta de Corpes. Desde este momento el Cid luchará por recuperar su honra, tema principal de la obra, y el favor real. 
Otro de los datos que nos ayuda a situar este fragmento dentro de la obra es la ausencia de referencias bélicas propias de una sociedad inmersa en la Reconquista y que dominarán el resto de la obra. El hecho de que aquí no aparezcan indica que el Cid aún no ha iniciado su lucha.

Si leemos detenidamente el texto podremos comprobar que se dan en él la mayoría de las características propias tanto de la épica como de la obra en sí. Pasemos a analizar dichas características.

La primera evidencia es su configuración externa. Está compuesto por 14 versos bimembres monorrimos asonantes  (a-a) con cesura, esquema métrico propio del Mester de Juglaría en su recitación oral.
En cuanto al contenido, gira en torno a la figura de un héroe, como es propio de la épica y es evidente el realismo con el que se cuenta la escena buscando conmover al auditorio haciéndole partícipe de las penalidades del Cid y la humanización de los personajes. Así, aparece la necesidad de hospedaje del Cid y sus hombres, el miedo de los habitantes o la inocencia de la niña.
Este realismo se apoya también en la presencia de elementos propios de la cosmovisión medieval: el poder del rey (nadie osa contradecir sus decretos) y el teocentrismo (mejor que os ayude Dios...)

El realismo que se plasma en la obra se debe principalmente a dos motivos: por un lado no hay que olvidar que, aunque obra de ficción, se basa en hechos reales, el destierro de Rodrigo Díaz de Vivar por Alfonso VI. Por otro, la finalidad propagandística y didáctica de la obra hace necesario que el auditorio pueda identificarse de algún modo con el héroe y su comportamiento.
Otra característica de la obra es el uso de epítetos épicos que carcaterizan a los personajes y que aquí encontramos en el verso 7, "que en buena hora ceñiste espada" y que abundan a lo largo de la obra.


Este sería simplemente un ejemplo, cada uno que lo redacte como crea conveniente. 
¿Alguna duda?




Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada